9. Cara

20 noviembre 2012

Ni pequeños, ni imperceptibles. Dieciséis compañeros no volverán al trabajo el próximo 21 de diciembre. No son unas unidades o unas centésimas más en las cifras del paro. No son el treinta por ciento de la masa salarial de la empresa. Son Mari Carmen, Mariana, Francisco, Pedro, Carlos, Beatriz, Mayder, Joaquín, Laura, Mercedes, Alejandro, Noelia, Toñibel, Salva, Sole y Carmen. Tienen nombre. Tienen cara. Y ahora, también tienen cruz.

12 comentarios:

carlos rubio dijo...

La categoría "pequeños y casi imperceptibles...", como a tí, no me parece apropiada, en este caso. Cuando el asunto toca el pellejo de alguien el asunto se vuelve muy, pero que muy perceptible.
Sigue así.

Leandro Llamas dijo...

No hay nada apropiado en este caso, como en tantos otros, me temo

Anónimo dijo...

El paisaje hace ya tiempo que está muy cambiado y lo hemos notado todos, unos más que otros. Los que aún estamos en situación "privilegiada", porque, hoy en día, trabajar en este país es un privilegio, tenemos el deber de pelear hasta el último aliento por los demás.

Leandro Llamas dijo...

Y seguirá cambiando. La pelea quizá sea la de que no todos los cambios sean para arrasarlo

Anónimo dijo...

Tú lo has dicho. Hay que contruir.

Leandro Llamas dijo...

Aunque sea sólo un poco

Joanmaga dijo...

¿Aguantaremos sin explotar?

Leandro Llamas dijo...

Pues no lo sé. Aunque tampoco sé qué sería mejor, si explotar o no explotar

Anónimo dijo...

construir, perdón

Leandro Llamas dijo...

Ah, bueno... entonces que sea mucho

Clares dijo...

Hola, Leandro. Después de un largo tiempo, he vuelto a los blogs. Ya lo echaba de menos. Me lo voy a tomar con más calma, que llegué a agobiarme con esto.
Lo que dices es el pequeño drama de cada día en este país.¿Pequeño? No tanto. Como bien dices, no son números, son personas, y su vida cambia radicalmente cuando "desaparecen". Uno más uno, más uno, más otro, y así, todos ellos, forman un gran drama. En fin... ¿podremos hacer algo más que lamentarnos?

Leandro Llamas dijo...

Seguro que podemos, cada uno en la medida de sus posibilidades. Como podrás comprobar, por aquí no te has perdido gran cosa; razón de más para saludar tu vuelta con alegría

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você