La línea a seguir

03 septiembre 2013

Falta una línea. Bueno, ¿y qué? Todo lo demás está ahí, así que el balance tiene que ser bueno. A la fuerza. Porque un cuento publicado, para un escritor aficionado y perezoso como el que suscribe, es algo más que un cuento publicado. Aunque le falte una línea. Es todo un hito, un acontecimiento sin precedentes. Es la pequeña vanidad satisfecha. Es combustible para unos cuantos kilómetros más. Es una forma inmejorable de comenzar la semana. Y el mes. Es el rincón del yo mi me conmigo donde me encuentro a gusto. Es júbilo para todo un día que sólo el traspaso de Özil estropeó a última hora. Y todo eso se lo debo a la revista Acantilados de Papel, que ha publicado mi relato Renacimiento en su número 2. Y en la página 55, para ser precisos. Así que, ¿qué importa si falta si una línea? No vamos a ponernos quisquillosos. Oye, y que es una línea muy corta: apenas dos palabras y tres signos de puntuación. Y además, se me ocurre que a partir de esa pequeña omisión podemos, incluso, proponer al respetable una prueba de agudeza visual: teniendo en cuenta que sólo falta un «― ¿Cuánto falta?», ¿dónde debería aparecer dentro del relato? Caña y pincho de tortilla virtual para la primera respuesta correcta. Venga, a ver si así alguien lee el cuento hasta el final. Y ahora, vamos a por el siguiente.

7 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Ozil siempre por encima del bien y del mal

Leandro Llamas dijo...

Vaya una forma de estropearme el día, Salva, justo al final

Theron dijo...

This is gorgeous!

Leandro Llamas dijo...

Me alegro. Espero que seas Charlize. O su hermana pequeña, si acaso

Tresmasqueperros dijo...

Je je, conseguiste que me leyera el cuento... Bueno, creo que lo hubiese hecho incluso sin el pequeño reto. Enhorabuena por la publicación. Un relato intrigante. Por cierto, aventuro una respuesta... El "¿Cuánto falta?" supongo que irá después del párrafo "El gesto de Carmen se iba descomponiendo al compás que marcaban los dígitos luminosos del reloj de su muñeca". Lo dicho, enhorabuena por el relato. Espero que después de este vengan más.

Tresmasqueperros dijo...

Creo que teenvié un comentario anterior, pero creo que he hecho algo mal... Bueno, lo resumo. Enhorabuena por la publicación de este relato tan intrigante. Espero que sea el primero de una larga lista...Ah, y me gané la caña virtual...

Leandro Llamas dijo...

Bingo. Caña y pincho virtuales... y también tangibles, cuando usted gusté pasarse por esta vecindad. Muchas gracias, sobre todo, por leerlo

Diario

Diario de un escritor aficionado y perezoso

Banda Sonora

La pequeña historia musical de este Blog

Archivo

Seguidos

Seguidores

¿Alguna pregunta?

 
Vivir del cuento © 2008 Foto y textos, Leandro Llamas Pérez - Plantilla por Templates para Você